Queridas Sabias y Sabios:

Somos una familia que trabaja y nos gustan las masas, solas o acompañadas, dulces o saladas, nos gustan de todas las maneras.

Para disfrutarlas como debe ser las preparamos a diario, pieza a pieza, sin uso de maquinas, sólo con las manos
, poniendo pensamientos de amor en cada brazada, y esto se nota, cuando se hace con cariño sabe mejor.

Nuestras masas permanecen levando 72 horas aguardando por ti. Son fruto de fermentos y levaduras propias de tradición familiar, que continúan realzando su sabor y valor como alimento día tras día. Logramos así la alquimia: cada vez que las pruebes será más rica que la anterior

Creemos en mostrarnos como somos, en la simplicidad, en el origen, en el sabor.
No competimos: creamos y creemos.
Creemos en la familia, y en lo honesto.
Creemos en el dar con sentimiento.

¡Bienvenidos los inconformistas!
Las cosas se pueden hacer de calidad.
¡Bienvenidos aquellos que no acaban de encontrar su sitio!

Hemos querido crear un lugar sin pretensiones.
Lo hemos hecho para nosotros y para nuestros amigos, que se sientan como en casa.

Nuestra casa es vuestra casa.